Venció al cáncer, atravesó un divorcio y logró su sueño

Angélica motivada por el amor a su familia y las ganas de salir adelante, hoy tiene su propio negocio.

¿Te gustaría saber qué clase de mujer emprendedora eres? Descubre tus habilidades, sueños e intereses y te lo revelaremos a través de este test:

Después de su divorcio, Angélica se metió a estudiar estilismo y entró a trabajar a una estética con la finalidad de sacar adelante a su familia. Al cumplir el año en su chamba, una amiga la invitó a ser parte de un crédito grupal y aceptó participar. Utilizó el dinero del préstamo para rentar un local, el cual sólo tenía un espejo y una silla, y así empezó a atender a sus primeros clientes.

Poco a poco fue comprando más muebles y productos, su negocio comenzó a crecer y en 5 años de trabajo logró establecerse.

Pero la vida tenía una prueba para Angélica, pues al poco tiempo de que su negocio comenzó a prosperar fue diagnosticada con cáncer cervicouterino.

Debido a su diagnóstico, en menos de 12 meses tuvo que hacer frente a 3 cirugías, que le impidieron trabajar, debido a esto tuvo que cerrar su negocio y perdió su casa.

Fueron momentos muy difíciles para ella y su familia, pero ¡Angélica decidió luchar! Le dio una gran batalla al cáncer, de la cual salió victoriosa. La vida le regalaba otra oportunidad y la tomó con agradecimiento.

Se acercó a solicitar, nuevamente, un crédito y junto con una amiga abrieron una estética. Con ayuda del préstamo y con muchas ganas de salir adelante su negocio empezó a crecer.

Hoy Angélica lleva 37 ciclos en Compartamos Banco. Es una mujer empresaria y luchona, que emplea a otras personas en su negocio.

Su estética continúa creciendo y quiere seguir progresando para servir a los demás y darle una mejor calidad de vida a sus hijos.

Ella es el vivo ejemplo de que nunca hay que darse por vencidas.