¡Enséñale a tus hijos a ahorrar!

Es importante que los niños aprendan el valor de las cosas desde pequeños, de modo que puedan construir un futuro de forma responsable.

¡Enséñale a tus hijos a ahorrar!

5 maneras de enseñarles a los más pequeños cómo ahorrar dinero:

1. Muéstrales la importancia de la moneda:

Antes de empezar a ahorrar, los niños deben de saber por qué es importante el dinero y qué se puede conseguir con éste. Ellos son muy visuales, por lo que es bueno explicarles con actividades, de modo que puedan tocar y mirar. Por ejemplo, dales una moneda y que te la den de regreso, a cambio ellos recibirán un dulce.

2. ¿De dónde salen las monedas y billetes?:

Una vez que tengan una idea de dónde viene el dinero y qué se puede hacer con éste, es indispensable que aprendan que no es ilimitado y que deben esforzarse para conseguirlo. Aquí tu esfuerzo y dedicación son muy importantes, ya que los niños aprenden a partir del ejemplo de sus padres.

3. Diferenciar el valor de las monedas y billetes:

Para los niños es muy fácil pensar que todo el dinero tiene el mismo valor. Mediante juegos puedes explicarles los diversos valores que representan los billetes y monedas. Aquí también funciona la dinámica de las golosinas. Si te dan un billete o moneda de menor valor dales una golosina. Si te dan uno de mayor valor, entrégales más dulces. Así entenderán las diferencias.

4. Ahora sí, ¡a ahorrar!:

Después de la teoría viene la práctica. De vez en cuando puedes darles alguna moneda para que la guarden y, una vez que acumulen algunas, se puedan comprar algo. Es importante que ellos decidan en qué gastarlas. Claro está, bajo tu supervisión.

5. Reúne con ayuda del cochinito/alcancía.

Después de que los pequeños aprendan cómo ahorrar dinero pueden pasar al siguiente nivel. A medida que vayan ahorrando entenderán, que si se esperan un poco más, podrán comprar algo mejor porque tendrán más dinero guardado. Las alcancías son ideales para que ellos guarden sus monedas. Además, siempre les va a emocionar el momento de romperla, porque ven cuánto dinero han reunido.

Recuerda que los niños aprenden con el ejemplo. Demuéstrales que también conoces la importancia del ahorro con tus acciones.