Administra tu dinero como un emprendedor: elimina este tipo de deuda

CB
Compartamos Banco

22 noviembre 2021

Conocer los tipos de deuda es fundamental para emprender con ayuda de un préstamo. Conoce cuáles son y sus efectos en un negocio.

Administra tu dinero como un emprendedor: elimina este tipo de deuda

 

Cuando eres dueño de un negocio, tu mentalidad cambia. Ahora eres alguien que aporta a la economía porque produces un servicio o producto.

Por eso, es muy importante que conozcas los tipos de deuda que hay y cómo es que eso te puede afectar como emprendedor.

Puedes evitar que la deuda te afecte de forma negativa si aprendes a distinguir entre deuda buena o deuda mala.

Puedes evitar que la deuda te afecte de forma negativa si aprendes a distinguir entre una deuda que te ayudará a invertir o una deuda innecesaria.

¿Qué es la deuda innecesaria?

Si estás pensando en adquirir una deuda para comprar algo que no está relacionado con hacer más rentable tu negocio, mejor, recurre a tus ahorros.

La deuda innecesaria es aquella que obtenemos para, por ejemplo, algún viaje, comidas fuera, o un gusto que tienes, pero que no ayudan a nuestra economía en el largo plazo. Claro, puedes tener todo eso, pero mejor, recurre a tu guardadito.

¿Por qué deberías evadir la deuda innecesaria?

Las deudas no necesarias afectan a tu historial crediticio con sumas de dinero muy grandes, si no las logras pagar a tiempo. Lo que entorpece tus posibilidades de crecimiento financiero en el futuro.

Por otro lado, está bien que uses un préstamo para hacer crecer tu emprendimiento, que inviertas en ti mismo, en tu equipo, infraestructura, materiales, etc. Todas estas son cuestiones necesarias para crecer. Eso prácticamente no son deudas, es inversión. ¿Ves la diferencia?

Consejos para evitar las deudas innecesarias

¿Cómo evitar las deudas? Antes de decidir si aceptas un dinero que no es tuyo, piensa bien qué harás con cada peso, ¿te permitirá ganar más? Si no estás seguro de eso, mejor piénsalo dos veces.

Planifica tus compras. No vayas al mercado, o al súper o a ningún centro comercial sin tener por escrito qué vas a comprar. Si se te ocurre un nuevo gasto, tómate dos días para pensártelo. Eso es ser un buen planificador.

Ahora, sabes que hay dos tipos de deudas, sabes usar la deuda buena para crecer y te mantienes lejos de las deudas no necesarias.


Te puede interesar

Cargar más artículos