Tú motivación depende de ti, ¡no lo olvides!

CB
Compartamos Banco

06 mayo 2022

Recordar que nosotras somos nuestro propio motor y motivación es una forma de mantenernos fuertes y siempre seguir echándole ganas a nuestro día a día. ¡Nunca lo olvides!

¡Recuerda que tú eres tu propia motivación!

 

Todos nos hemos sentido cansados y fastidiados por nuestro trabajo, nuestro negocio o porque al parecer nuestra vida es rutinaria y olvidamos que la vida no es así. Hay momentos buenos y malos en los que a veces perdemos las ganas de continuar, pero siempre recuerda que eres tu propia motivación.

Motivarte por tu propio deseo

A veces esperamos a que alguien más nos haga reaccionar, nos despierte y nos motive a seguir, y es bueno tener ayuda, pero la realidad es que la motivación depende de cada uno de nosotros.

Estar motivado es un proceso cambiante, iniciamos poniéndonos una meta que pensamos nos hará sentir bien, luego empezamos hacer cosas que nos acerquen a nuestra meta y después, vemos si logramos el resultado o si va por buen camino o no, y es ahí donde muchas veces perdemos la motivación por no lograr lo esperado.

Por eso, al ser dueños de nuestra propia motivación debemos tener cuidado de no auto sabotearnos y retomar el rumbo. Después de todo, siempre hay varios motivos para seguir con nuestra vida diaria. Es cuestión de saber que todo lo hacemos por nosotros mismos.

 

¿Qué hacer para mantener y aumentar nuestra motivación?

Es normal sentir que la motivación se nos va cuando pasamos por momentos complicados, en estos casos lo más recomendable es recordar que eres tu propia motivación. Por eso te traemos algunos consejos para que no lo olvides nunca:

  • Desarrolla planes realistas: ponte metas y acciones que realmente puedas realizar.
  • Usa tu energía en lograr tus metas: enfoca toda tu atención en lograr tu objetivo.
  • Enfócate en lo que llevas y no en lo que te falta el camino recorrido te hará sentir contento con tu esfuerzo.
  • Ten claros tus objetivos: recordar lo que quieres siempre será una gran forma de conseguirlo.
  • Recompénsate: festeja los pequeños logros que te acercan a tu sueño con un detalle o gusto que tengas.
  • Recuerda que la gente motivada es la que se cae, aprende, se levanta porque sabe que solo depende de sí misma.
La importancia de mantener y aumentar nuestra motivación.

 

Un ejemplo de aplicar todo esto es pensar en lo que te motivó a tener un negocio o empezar con un proyecto. ¿Te acuerdas que pensabas que era difícil? ¡Mira todo lo que has hecho! Estar orgulloso de tu propio trabajo es lo mejor para que nunca olvides que eres tu propia motivación.


Te puede interesar

Cargar más artículos