Conoce 4 tipos de negocios con buenas ganancias

Tipos de negocios con buenas ganancias

¿Quieres iniciar tu pequeño negocio pero te da miedo fracasar? Aquí te diremos los 4 tipos de negocios que dejan buenas ganancias y cómo puedes iniciarlos con un préstamo para pequeños negocios.

1. Cultiva

Si vives en un lugar con buen clima y tierra, considera cultivar maíz, aguacate, nopal y otros productos. Evita los productos químicos en tu cosecha, pues cuando crecen lo más natural posible, se venden a mejor precio.

Para iniciar en este negocio, júntate con un grupo de mujeres y hombres con el que puedas iniciar una producción pequeña, pero de buena calidad. Soliciten juntos un crédito que les dé el dinero necesario para arrancar.

2. Ropa

Hay muchos negocios que puedes emprender en este ámbito, por ejemplo:

  • Tener una pequeña maquila de ropa que sea fácil y rápida de hacer, para que puedas venderla cuánto antes.
  • Comprar ropa de fábrica para venderla en algún mercado o pequeño local.
  • Vender zapatos y ropa por catálogo.
  • Vender ropa de segunda mano.

Para iniciar cualquiera de estos negocios necesitas comprar la mercancía, las máquinas de coser y demás material. Si no tienes el dinero suficiente para comprarlas, solicita un crédito que te dará ese pequeño empujón que necesitas.

3. Comida

La comida sigue siendo uno de los negocios más rentables. Considera lo siguiente:

  • Qué es lo que más te gusta preparar.
  • Si quieres tener un puesto o un local.
  • Dónde estarás ubicado y si tienes que pagar renta.
  • Qué material y recursos tienes en casa para comenzar tu negocio.

Intenta comprar lo que te falta sin que afecte tu bolsillo. Si no te alcanza, pide un crédito.

4. Belleza

Los negocios dedicados a la belleza obtienen ganancias muy rápido y puedes emprender:

  • Estéticas y salones de uñas. Si no quieres gastar dinero en un local, puedes ofrecer tus servicios en casa.
  • Vender cosméticos y productos de belleza por catálogo. La ventaja de estos negocios es que lo puedes hacer a la par de otro trabajo.

Para cualquier de las cuatro opciones, necesitas hacer una compra inicial de producto. Solicita un préstamo para pequeños negocios que te permita comprarlo sin afectar tu bolsillo, o júntate con un grupo de mujeres que también quieran emprender y soliciten un crédito grupal.

Ahora que sabes cuáles son los negocios, ¡no esperes más para ser dueño del tuyo!