Identifica los costos variables y fijos de tu negocio

¿Intentas hacer un presupuesto para tu negocio pero las cuentas no te salen? La solución está en conocer los costos fijos y variables.

Identifica los costos variables y fijos de tu negocio

¿Cómo identificarlos?

Para saber cuánto estás gastando en tu negocio debes tener bien identificados los costos fijos y los costos variables. ¿Y cuáles son éstos?

Los costos fijos: Hay meses en los que se vende más, otros en los que se vende menos, pero siempre hay pagos que se deben cubrir, a éstos se les conoce como costos fijos.

Ejemplos de costos fijos:
  • Sueldos (si no tienes empleados, cuenta el tuyo).
  • Servicios (luz, gas, agua).
  • Renta.
  • Resurtido de mercancía.

Para hacer crecer tu negocio es ideal que mantengas los costos fijos tan bajos como puedas, o encuentres alguna manera disminuirlos.

Los costos variables: Son aquellos que se presentan de vez en cuando y de manera inesperada. Por ejemplo, si tu vendes fruta en tu negocio y tu proveedor te aumenta el precio del plátano ésto sería considerado como un costo variable, ya que es un gasto que no estaba previsto.

Ejemplos de costos variables:
  • Reparaciones.
  • Mano de obra.
  • Aumento en el resurtido de tu mercancía.
  • Comisiones sobre venta.

Dentro de lo posible trata de guarda un poco de dinero para que no te afecte o descuadre tus cuentas.

Tener presentes tanto los costos fijos como los variables te ayudará a mejorar la organización de tu negocio.