Beneficios del juego en bloques para tus hijos

¿Conoces los bloques para incentivar el juego con tus hijos? Estas piezas de plástico de diferentes tamaños, colores y formas ofrecen muchísimas más ventajas que otros juguetes de moda o convencionales.

El juego con bloques fomenta el crecimiento personal, la resiliencia, el arte y la coordinación ojo-mano que le permitirá una adecuada referencia visual-espacial a tu pequeño.

En ese sentido, los estudios confirman lo que tanto madres y padres, profesorado, e incluso los niños, hace siglos que saben: jugar con bloques de construcción te beneficia muchísimo, y encima es divertido.

Bajo su apariencia básica, los bloques probablemente sean el juguete más apropiado de todos los tiempos.

Sin excepciones, los educadores coinciden en que los bloques de madera ofrecen lecciones cruciales en Ciencia, Física, Ingeniería y Matemáticas a niños, además de promover un sinfín de juego imaginativo.

Cuando un niño se propone jugar con bloques, lo hace tanto de una manera poco compleja (apilando, construyendo, derrumbando), como abstracta (utilizándolos como cama para una muñeca, como comida cuando juegan al restaurante, o para armar una imagen).

Tanto es así que, si observas a cinco niños jugando con bloques, verás cinco enfoques absolutamente diferentes.

Si hasta ahora no te hemos convencido de los grandes beneficios que tiene jugar con bloques, a continuación te decimos algunos de los muchos beneficios que tus hijos obtendrán con este juego, sin dejar de mencionar la cantidad de tiempo invertido que tendrán en esta actividad:

  • Desarrollo del lenguaje y del habla aunque la correlación entre el juego de bloques con el desarrollo del habla y del lenguaje no sea evidente de entrada, lo cierto es que el juego de bloques fomenta en gran medida la expresión oral individual, fundamentalmente cuando empiece a contarte qué ha construido y cómo.
  • Practicar la coordinación mano-ojo y la motricidad fina tanto las habilidades motrices como la precisión en la coordinación mano-ojo son indispensables para conseguir apilar bloques uno encima del otro, o ajustar una torre que se tambalea.
  • Descubrir los fundamentos de Ingeniería y Ciencia cuando juegan con bloques, niños se enfrentan a la resolución de problemas, a buscar qué es lo que falla, y a probar si sus hipótesis acerca de la estructura, la gravedad y el alzado, son válidas.
  • Aprender lecciones básicas de Matemáticas el juego con bloques se fundamenta en varias partes integrales de las Matemáticas como el reconocimiento de patrones, la simetría, las fracciones y la medición linear. Los niños pueden también practicar cuentas simples y aprender la correspondencia uno-uno, que representa la conexión entre la palabra del número “uno” y la cantidad representada por “1”.
  • Desarrollo del lenguaje y del habla aunque la correlación entre el juego de bloques con el desarrollo del habla y del lenguaje no sea evidente de entrada, lo cierto es que el juego de bloques fomenta en gran medida la expresión oral individual, fundamentalmente cuando empiece a contarte qué ha construido y cómo.
  • Incremento de la imaginación los bloques se pueden incorporar en el juego simbólico como comida, o como piezas para construir la cuna de un muñeco o una casita para sus figuras de animales. Por ello, los bloques se clasifican como “juegos abiertos”: porque se puede jugar con ellos de múltiples y diversas maneras y porque se pueden combinar con otros juguetes.

Así que ahora ya lo sabes, si quieres que tu hijo aprenda y fomente habilidades que le servirán para toda la vida, fomenta el juego y diversión por medio de los bloques que les ofrecerán un sinfín de posibilidades y hará volar su imaginación al máximo.