El desarrollo creativo en niños de 6 a 7 años

Es común que los niños/as lleguen a esta edad ansiosos, creativos y tremendamente curiosos. A medida que cumplen años se vuelven cada vez más creativos y hábiles, sobre todo en el uso de su conocimiento cada vez mayor del mundo para participar en la resolución de los problemas que puedan surgir en su día a día.

Gracias a este dominio, continúan mostrando niveles relativamente elevados de confianza en sus propias habilidades. Es más, a esta edad es tremendamente habitual que estén muy motivados, disfrutan con los desafíos y retienen mucha fantasía e imaginación en su juego. 

  • Fomentar la experimentación. Dado que a esta edad los niños ya se aventuran a leer por sí solos, podríamos fomentar el pensamiento divergente con la ayuda de novelas infantiles adecuadas. También es posible utilizar materiales nuevos e inesperados a la hora de hacer manualidades en casa.
  • Hacer del descubrimiento un proceso. No es recomendable siempre ser los primeros en dar la respuesta. Al contrario, es aconsejable invitar al niño a hacerlo por sí solo.
  • Inspirar perseverancia. Posiblemente nos encontremos ante uno de los rasgos más conocidos y característicos de los niños/a durante esta etapa, por lo que podríamos aprovechar la propensión natural del pequeño a seguir con algo desafiante o distinto.
  • Exponerlo a diferentes formas de hacer las cosas. No todo es blanco y negro. Y, en esta ocasión, una buena idea es proponer al niño distintas opciones a la hora de hacer una misma cosa.

Comparte tiempo con tus niños y anímalos a observar, encontrar respuestas y ser creativos.