¿Cómo involucro a mi familia en el negocio?

Si has pensado en involucrar a los que más quieres en tu negocio, aquí te daremos 4 consejos de cómo llevarlo a cabo.

¿Cómo involucro a mi familia en el negocio?

4 consejos prácticos para involucrar a la familia en tu negocio

1. Encuentra espacios libres para charlar

Antes siquiera de pedir a tus hijos, padres o parientes que te ayuden, encuentra los espacios en donde, tanto ellos como tú, puedan charlar sobre la posibilidad de trabajar en el mismo negocio.

2. Deja clara la dinámica de trabajo

Sé claro con los alcances y límites: cuáles serán sus responsabilidades, las horas para trabajar, entre otros aspectos que consideres importantes.

Aunque son familia es un negocio y debe funcionar como tal.

3. Trabaja en equipo

Lo más importante es estar en la misma sintonía. Es decir, comprender que hay altas y bajas; apóyense de modo que salgan adelante y logren crecer juntos.

4. El plan de sucesión

Cuando involucramos a nuestros familiares lo ideal es evitar las peleas futuras entre ellos por ver quién tomará las riendas del negocio cuando tú ya no lo puedas hacer. Planea una transición tranquila que asegure la continuidad del negocio en el largo plazo. Considera lo siguiente:

  1. 1. Quién tomará las decisiones
  2. 2. Cómo se repartirán los beneficios que genera el negocio

Ahora, ya conoces lo básico para involucrar a los que más quieres, para que juntos hagan del negocio un éxito.