Tus valores hablan bien de ti

Qué preferirías que la gente diga de ti, que eres honesto, sincero, responsable, bondadoso, empático, trabajador. ¿Con qué valor crees que te definirían? Seguramente pensaste en más de una opción y sería injusto que solo te encasillaran en alguno.

Por eso creemos que tus valores hablan bien de ti. Cuando decimos que alguien es buena persona, es porque vemos muchas cualidades en sus acciones, sus valores pasan de ser un concepto a ser una realidad. Por eso es imposible que nos definan con uno solo.

Lo que sí es posible, es que alguno de nuestros valores y cualidades sea más destacado. Seguramente conoces a alguien que es más cariñoso, más justo o que es más servicial.

En esto si podemos trabajar, desarrollar o fortalecer un valor, es algo que podemos hacer en cualquier momento:

  • Cuando ayudas a alguien y escuchas sus problemas, estás trabajando la bondad y la empatía.
  • Un niño que dice la verdad a sus padres cuando hizo alguna travesura refuerza los valores de la honestidad y sinceridad.
  • Al llegar a una cita puntual y cumplir tus promesas estás viviendo el respeto y compromiso.
  • Los hijos que están en contacto y cuyos padres están al pendiente de ellos, viven la gratitud y desarrollan la confianza.

Nuestros valores son una guía que nos define, son un reflejo de nosotros mismos y de nuestras convicciones, están presentes en cada una de nuestras acciones y decisiones, por eso es importante vivirlos y desarrollarlos siempre.