Tu salud emocional también es importante

En muchas ocasiones, por ejemplo, al inicio de año, todos tenemos el propósito de mejorar nuestra salud física y comenzar hacer ejercicio. Esto es bueno, pero no es el único aspecto de nuestra vida que debemos cuidar, también es importante cuidar nuestra salud emocional. 

La salud emocional consiste en saber cómo está nuestro estado mental y como nos permite vivir nuestro día a día. Es aquí donde muchas veces nos olvidamos y no prestamos atención a estas alarmas por nuestra rutina. Por ejemplo, el no dormir bien, las preocupaciones o problemas son cosas que afectan nuestra salud emocional. 

Por eso te invitamos a que este año además de trabajar tu salud física te pongas el propósito de trabajar tu salud emocional a través de estos consejos. 

  • Haz una pausa para saber cómo te sientes: detecta las emociones que sientes hoy en día y el porqué de ellas. 
  • Mantente activo. busca actividades que puedas hacer para estar siempre en movimiento. 
  • No te aísles. Siempre debes estar en comunicación con alguien de tu confianza. Platicar ayuda mucho a mejorar tu salud 
  • Respeta tus horas de sueño. El dormir bien nos ayuda a estar más productivos y de mejor humor 
  • Si es necesario busca ayuda profesional. Además de tu familia el apoyo de un experto siempre es importante. 

El objetivo es lograr un equilibrio entre tu salud física y salud emocional y saber que una no puede estar bien sin la otra.

Cocinar en familia

Una forma de estar cerca y de convivir con nuestros seres queridos, es por medio de la comida y cocinar en familia siempre es una buena idea.