¿Qué es una familia reconstituida?

Una familia reconstituida o familia ensamblada es aquella formada por una pareja, en la que al menos uno de los miembros aporta un hijo o hija de una relación anterior.

En las familias reconstituidas aparecen nuevos roles como el de madrastra, padrastro, hermanastra, hermanastro o “medio hermano/a” (cuando la nueva pareja tiene descendencia en común).

Existen diferentes tipos de familias reconstituidas.

Madre o padre viudo. En este tipo de familia el padre o madre se queda al cargo de los hijos o hijas cuando su pareja fallece e inicia una nueva relación.

Madre o padre separado. El padre o la madre aporta hijos o hijas a la nueva relación después de la separación de ambos progenitores.

Familia compleja. Ambos miembros de la nueva pareja aportan hijos o hijas en su nueva relación.

Con hijos comunes. En este tipo de familia, además de aportar hijos de anteriores relaciones, la nueva pareja tiene hijos comunes. Sería una familia reconstituida y con nuevo hijo.

Las relaciones entre los miembros de una familia reconstituida no suelen ser fáciles. Sin embargo, tiene algunas ventajas respecto a la familia tradicional o a la monoparental.

  • La economía familiar suele ser mejor que si la familia es monoparental. Aunque el padrastro o madrastra no tiene obligación de ocuparse de los hijastros/as, el hecho de que los dos miembros de la pareja aporten a los gastos del hogar resulta beneficioso.
  • Nuevos apoyos. Si la relación entre la nueva pareja del padre o la madre y los hijos es buena, surge complicidad entre ellos/as.
  • Compañía y trabajo en equipo. Los miembros de la nueva pareja se sienten más acompañados y disminuye la carga de la crianza de los hijos en soledad. Ya sea consultando opiniones o repartiendo las tareas, las tareas y responsabilidades se hacen más llevaderas.
  • Aumento de tolerancia y respeto. En general al convivir con personas nuevas se desarrolla más tolerancia y respeto a los demás.
  • Madurez. Todos los miembros de la nueva familia desarrollan su madurez para adaptarse a una nueva situación en la que pueden y suelen surgir complicaciones en la convivencia, sobre todo al comienzo.

Lo importante es que la pareja llegue a acuerdos, pongan reglas y límites por igual, a todos los hijos.

Cocinar en familia

Una forma de estar cerca y de convivir con nuestros seres queridos, es por medio de la comida y cocinar en familia siempre es una buena idea.