¿Cómo influyen las redes sociales en los niños?

Para muchos niños, el uso de las redes sociales se está convirtiendo en algo casi imprescindible. A una edad cada vez más temprana, los niños están pidiendo usar el celular. He visto a muchas mamas ofrecer el teléfono o permitir que sus hijos lo usen para que no hagan ruido, para que no causen problemas o para que no se aburran. ¿Te ha pasado?

El mundo ha cambiado, ahora con todas las nuevas tecnologías y con el uso que hemos tenido que hacer de redes y plataformas digitales, ya no hay pretexto o excusa para limitar el uso de redes sociales ya que han comenzado a ocupar un lugar cada vez más destacado en el proceso de socialización y se han convertido (cada vez más) en un elemento esencial para nuestra vida.

Las redes sociales, internet y las plataformas de comunicación, nos han dado la oportunidad de crear contenido, de compartir conocimientos, de ser portavoz de causas y en los niños y adolescentes este uso les permite expresarse con su propia voz, pueden representar sus propias experiencias e incluso algunos graban en tiempo real sus vidas. Ser autor de un blog, de un perfil en una red social o un youtuber les da la posibilidad de ejercer el derecho a participar y a hacerse oír. Se muestran, se hacen visibles y se presentan como actores sociales.

McQuail (2000) establece que existen cuatro categorías de gratificación que los medios ofrecen a sus audiencias:

  1. Diversión, dado que permite escapar de presiones, del peso de los problemas y, por tanto, se convierte es un escape emocional.
  2. Relaciones personales, a través de la compañía y la utilidad social. Las redes sociales permiten comunicarnos unos con otros sin necesidad de movernos.
  3. La identidad personal como referencia profesional, exploración de la realidad y el refuerzo de valores.
  4. Vigilancia como acceso a información sobre el mundo.

Sin embargo, no todo es tan sencillo, esta exposición a las redes sociales tiene algunos claro obscuros que tenemos que conocer y que debemos platicar con nuestros hijos para que puedan hacer uso sin ver afectado algún aspecto de su integridad.

  • Grooming. Es un conjunto de estrategias que una persona adulta desarrolla para ganar la confianza del niño a través de internet, adquiriendo control y poder sobre el niño, con el fin último de abusar de él sexualmente.
  • Ciberbullying, ciberviolencia o violencia virtual. Los niños que están vinculados con el acoso escolar utilizan los medios de comunicación como otra forma de ejercer violencia hacia sus iguales, especialmente desde el anonimato.
  • Sexting. Es una práctica que consiste en compartir imágenes de tipo sexual, personal o de otros, por medio de teléfonos o internet. El riesgo es que las imágenes sean publicadas y viralizadas sin permiso.
  • Ciberadicción o conducta adictiva a internet. En un patrón de comportamiento caracterizado por la pérdida de control sobre el uso de internet. Este tipo de conducta conduce al aislamiento y al descuido de las relaciones sociales, de las actividades académicas, de las actividades recreativas, de la salud y de la higiene personal.

Algunos consejos para supervisar y controlar a los niños:

  • Sé un modelo en el uso adecuado de las redes sociales. Los adultos somos el ejemplo más directo que tienen los niños.
  • Disminuye el tiempo que tus hijos pueden permanecer conectados.
  • Incentiva pasar tiempo en familia sin la necesidad de aparatos electrónicos.
  • Comprueba el historial de páginas por las que se ha estado navegando.
  • Explícales los riegos que puede tener el uso inadecuado de las redes sociales.
  • Deja los aparatos electrónicos fuera de la habitación por la noche.

Prevenir es tarea de todos. Ponlo en práctica para evitar cualquier complicación a futuro.

Cocinar en familia

Una forma de estar cerca y de convivir con nuestros seres queridos, es por medio de la comida y cocinar en familia siempre es una buena idea.