El estrés no siempre significa problemas

Cuando escuchamos la palabra estrés normalmente la relacionamos con problemas o dificultades, sin embargo, diferentes situaciones que se presentan en nuestras vidas nos producen una sensación de emoción, de reto y de estar llenos de energía. Eso también es estrés, pero a diferencia de sentirlo como una carga, lo sentimos como una motivación.

Por ejemplo, una pareja que se entera que va a tener un hijo, están emocionados por la noticia, pero también tienen incertidumbre por no saber cómo será o si ellos serán buenos padres.

De igual forma una persona que empieza su negocio, seguramente está emocionada por realizar uno de sus sueños, pero también con dudas de si le irá bien o mal.

En ambos ejemplos hay estrés, pero de una forma positiva. Este tipo de estrés se presenta normalmente cuando existen cambios positivos en nuestras vidas que nos obligan a salir de nuestra zona de confort, pero nos deja grandes beneficios:

Desarrolla en nosotros la creatividad: buscamos mejores maneras de hacer las cosas

  • Nos empuja a tomar mejores decisiones: ya que es un cambio a nuestro favor
  • Nos ayuda a afrontar los cambios: tendremos una actitud positiva ante cualquier cambio
  • Nos llena de energía: estamos motivados para dar lo mejor
  • Nos ayuda a tener mejor control de las emociones

Por eso recuerda, una persona estresada puede ser una persona motivada.

¡Llénate de estrés positivo!

Cocinar en familia

Una forma de estar cerca y de convivir con nuestros seres queridos, es por medio de la comida y cocinar en familia siempre es una buena idea.