Características del desarrollo social y emocional de los adolescentes

La adolescencia, el período que dura aproximadamente entre los 11 y los 21 años, abarca muchos cambios sociales y emocionales. Esta transición entre la infancia y la edad adulta conduce a comportamientos que cambian rápidamente, trastornos de identidad y emociones fuertes. Aunque estas características pueden frustrar o confundir a los padres, son normales en su desarrollo y una parte natural del crecimiento de un adolescente.

A continuación vamos a comentarte algunas características del desarrollo social y emocional de los adolescentes. Aunque hay más características en esta etapa, estas son las más importantes para tener en cuenta.

  • Emociones inestables

Los adolescentes pueden cambiar de humor rápidamente, vacilando entre la felicidad y la angustia y la autoconfianza y la preocupación. Algunos de estos cambios de humor provienen de fuentes biológicas. El aumento de las hormonas y los cambios en la estructura del cerebro surgen del crecimiento físico normal. 

Además, las interacciones sociales complejas, como los conflictos con amigos, las presiones escolares y la experimentación con relaciones románticas pueden exacerbar el estado emocional lábil de los adolescentes.

  • Identidad personal

La adolescencia es un momento en que los adolescentes comienzan a explorar y afirmar sus identidades personales. Durante este período de desarrollo, los adolescentes participan en un proceso de búsqueda de dónde encajan con sus compañeros y la sociedad en general.

Es común que los adolescentes tengan un sentido inestable de sí mismos y prueben nuevas etiquetas personales y se asocien con varios grupos de iguales que se asemejan a ellos. 

Si bien estos problemas de identidad inestables son una parte común de la adolescencia temprana, tienden a estabilizarse entre las edades de 19 y 21 años. Por lo que, a estas edades, la revolución hormonal se desacelera y las emociones se vuelven más estables, siempre y cuando se hayan trabajado correctamente los años anteriores.

  • Relaciones con los amigos

Durante la adolescencia, las relaciones con los amigos comienzan a prevalecer sobre las relaciones con la familia. Aunque las interacciones familiares siguen siendo importantes y esenciales para el desarrollo de un adolescente, los adolescentes a menudo ponen un énfasis más fuerte en las percepciones y valores de sus amigos. 

Del mismo modo, durante los años de la adolescencia, los adolescentes pueden verse fuertemente influenciados por las creencias y comportamientos de sus amigos. Junto con la experiencia de vida limitada de los adolescentes y las habilidades de toma de decisiones poco desarrolladas, los adolescentes a menudo son vulnerables a la presión negativa de los iguales.

  • Independencia y límites

Los adolescentes a menudo prueban las reglas y límites de padres y maestros. Aunque este comportamiento rebelde puede parecer opuesto a los padres, en la mayoría de los casos, este comportamiento es impulsado por la necesidad del adolescente de desarrollar autonomía, experimentar nuevas actividades y ganar más independencia.

  • Actitudes egocéntricas

A menudo es difícil para los adolescentes ver las circunstancias desde la perspectiva de otras personas. Esto se debe, en parte, a sus estructuras cerebrales aún están en desarrollo. Por lo tanto, los adolescentes pueden parecer egocéntricos y centrados en sus propias necesidades sin considerar cómo esas necesidades afectan a los demás.

Lo mejor que puedes hacer como papá o mamá de un adolescente, es permanecer cercano, poner límites y seguir formando con amor.

Cocinar en familia

Una forma de estar cerca y de convivir con nuestros seres queridos, es por medio de la comida y cocinar en familia siempre es una buena idea.