¿Sabías que la lectura fortalece los lazos familiares?

El hábito de la lectura se adquiere dentro de la familia; antes que, en la escuela, los niños aprenden en casa lo que ven y lo que escuchan por ello es importante integrar estas prácticas a la vida cotidiana de la familia, ya que es aquí donde se desarrolla el hábito lector en los niños.

Leer regularmente, fomenta la imaginación, incrementa el vocabulario y además ayudará a los niños a hablar y escribir mejor.

Para que puedas practicarlo te sugerimos seguir los siguientes consejos:

  • Comparte tiempo con los niños. Pasar un tiempo juntos fortalece el vínculo y enseña a tus hijos a disfrutar de un tiempo de cariño, aprendizaje y desarrollo. Por ejemplo, leer 30 minutos puede ser suficiente para escucharlos o leer con ellos. De esta manera se irá desarrollando el hábito lector.
  • Designa un espacio especial para la lectura. Así como hay un espacio para cocinar, para descansar, fomenta que en casa haya un espacio especial destinado a esta actividad, hacer esto influye directamente en el proceso de enseñanza-aprendizaje que tienen los niños.
  • Conoce sus gustos. Investiga y pregunta cuales son los gustos de tus hijos y trata de tener lecturas de todos los gustos, proporcionar variedad para fomentar la lectura; es importante buscar libros adecuados para su edad para que el lenguaje y palabras estén adecuadas a su desarrollo.
  • Ofrece la lectura como un juego. Los niños necesitan amar la lectura. Entonces, hay que conseguir que vean la lectura como un juego más. Para esto, se pueden programar una serie de actividades alrededor del libro, y de su historia. Por ejemplo, actuar el cuento para que sea más lúdico.

Leer fomenta la creatividad de tus hijos, haz de ella un hábito para todos.

Cocinar en familia

Una forma de estar cerca y de convivir con nuestros seres queridos, es por medio de la comida y cocinar en familia siempre es una buena idea.