¿Cómo prevenir problemas de comportamiento en tus hijos adolescentes?

La pre adolescencia no es una época fácil para la crianza de los hijos, pero es necesario poder sentar las bases para que cuando llegue la adolescencia sea más sencillo. 

Algunas estrategias simples pueden ayudarte a prevenir que los problemas de conducta antes de que comiencen. A continuación, te brindamos algunos consejos:

Nunca etiquetes

No establezcas adjetivos negativos a tus hijos, recuerda que se cuestiona o sanciona la conducta no a la persona.

Hazles saber que las reglas tienen sentido

Nunca etiquetes a tus hijos, ni aunque creas que las etiquetas son buenas

Si tu hijo cree que le estás imponiendo una regla solo crecerá rencor en su interior. Cuando un niño entiende la razón de las normas, será más fácil de que las cumplan con un sentimiento de responsabilidad y podrán acatarlas, aún cuando no estés para decirle qué hacer.

Libertad bajo supervisión

Un pre adolescente querrá tener más libertad de la que realmente puede tener porque puede sentir que ya es grande, sin embargo, la madurez se logra con el tiempo, por eso puedes darle cierta libertad, siempre guiándole y observando sus acciones.

Control emocional

En el día a día, en la calle, en la televisión o en la familia pueden aparecer ejemplos de cómo las emociones generan conductas positivas o negativas, utiliza estos ejemplos para conversar con tus hijos y reflexionar qué otras conductas pudieron surgir ante las emociones y por qué es importante pensar antes de actuar.

Los privilegios o premios se ganan

Los niños deben aprender a ser responsables de sus acciones

Jugar video juegos, ver la televisión, usar el celular, entre otros, no son derechos, son privilegios que tú, como mamá o papá les das, pero que deben ganarse con un buen comportamiento y buenas acciones. 

Modela el comportamiento adecuado

Si quieres que tu hijo tenga un buen comportamiento ahora y en el futuro, entonces tendrás que ser un buen ejemplo de conducta, de responsabilidad, de honestidad, de control emocional y de buen hacer. Las palabras enseñan, pero con lo que realmente aprenden los niños es viendo el comportamiento de sus padres. 

Mejora la comunicación

Habla a tu hijo con respeto para que entienda que puede tener confianza contigo para decirte las cosas con honestidad sin que lo critiques o te enfades, recuerda que lo que tus hijos tengan que decir para ellos es muy importante, por eso ponle atención y míralo a los ojos cuando quiera hablar contigo.

¡Acércate a tus hijos, ellos lo necesitan!

Cocinar en familia

Una forma de estar cerca y de convivir con nuestros seres queridos, es por medio de la comida y cocinar en familia siempre es una buena idea.